La tendencia de lo feo

Aquellas zapatillas de suelas gruesas y diseño tosco con aire noventero, lo creas o no, hoy son tendencia. En efecto, los controvertidos dad shoes –llamados así por su similitud con los zapatos deportivos que los padres solían usar en la década de los noventa– se ven cada vez más en las capitales de la moda y en los clóset de distintas celebridades, entre las que cuentan Bella Hadid, Chiara Ferragni y Kendall Jenner.

¿Los responsables? Nada menos que grandes casas de moda, como Balenciaga, Lanvin, Dior Homme y Louis Vuitton, que han desplazado a la limpieza y sofisticación de las ya clásicas zapatillas de cuero blancas por el volumen y las formas extravagantes de sus calzados.

Sin duda, esta tendencia ha refrescado el panorama, y es que más allá de la duda acerca del valor estético de los diseños maximalistas, hay que reconocer que estos han entrado a escena a dinamizar las pasarelas y el streetwear.

Por el momento, los dad shoes parecen no tener fecha de salida, las ventas se han disparado y Balenciaga ya anunció el lanzamiento de un nuevo modelo: el Triple S Bred. Habrá que esperar y ver qué pasa.