Romanticismo y decadencia por Rodarte

Romanticismo y decadencia por Rodarte

Sin duda alguna uno de nuestros favoritos, y no podríamos estar más felices de que hayan vuelto, tras dos años ausentes, al NYFW.

Una locación inusual, un día oscuro que terminó con una fuerte lluvia, de una u otra manera todo jugaba en contra del desfile al aire libre; mientras todos los asistentes esperaban bajo sus paraguas. Solo bastó que la música empezara, y la primera modelo apareciera con un increíble vestido negro de cuero, con los excesos de información que solo Rodarte maneja de manera perfecta.

Vestidos simples, otros llenos de excesos, mezclas de telas, cortes simétricos y otros asimétricos. Capas y capas de tulle, en tonos rosas, blanco y negro. Los cueros en acabados metálicos abundaron.

Era una vez más, la mezcla entre romance y punk tan característica de la marca, que nos conquistó una vez más y tanto extrañábamos.

El cementerio, la lluvia y el frío, solo sumaron puntos a favor de este increíble desfile y nos deja pensando ¿Habrá sido todo planeado? Sin duda, no existe mejor manera de haber vuelto a esta semana de la moda.      

fashion stylist y style editor en the collective