De vuelta a los suits por Tom Ford

Volviendo a sus raíces que lo consagraron como diseñador en los años 90, Tom Ford nos presentó una colección principalmente de trajes de dos piezas destacando más un con las telas que con los cortes que fueron bastante clásicos.

No saliéndose mucho de lo tradicional, usó materiales como el terciopelo, cuero y raso principalmente. Inspirándose en una colección que realizó en el año 1996 para Gucci, el diseñador quiso traer de vuelta un clásico de armario.

Incluso como ejemplo palpable de ello, es el traje rojo que usó Gigi Hadid, era prácticamente una réplica del suit que desfiló Trish Goff hace 23 años para la marca italiana. 

Predominando el negro como es de costumbre del diseñador texano, también añadió rojo, gris y verde principalmente. 

En sus pantalones confeccionados en satén, un tejido con acabado brillante, o vinilo agregó cortes por encima del tobillo y los terminó con una doble vuelta para darles un toque diferente.

En cuanto a las americanas lo más arriesgado se vio en cuero y terciopelo con cinturas ceñidas y marcadas.

Uno que otro vestido en tonalidades rosa y lila, como también uno plateado brillante que cerró la noche.

Un desfile que apostó por lo seguro y que desilusionó a más de alguno en esta apertura no oficial de fall winter 2019.

¿A ustedes qué les pareció?