Jacquemus brilla

Vimos como su diseñador, Simon Porte, se movió en distintas tonalidades de verdes, naranjos, rojos y azúl principalmente. Haciendo total looks de un solo color o mezclados con otros de manera más arriesgada y entretenida.

 

Una muestra bastante más tranquila que su #FW18 en cuanto a escotes, cortes y formas, pero mucho más “wow” en sus colores.

 

Una colección cool y diferente, con muchos tipos de prendas, looks y mezclas distintas, que te mantenían sin poder ni querer pestañear. El diseñador ha ido encontrando un balance que no es fácil en el mundo de la moda, que es entre lo artístico y lo comercial. Muchas veces suspiramos por una prenda pero decimos “¿me la podría?” o “¿en qué ocasión me la pondría?”, bueno, el francés ha logrado mantener la excentricidad dentro de sus diseños, pero hacerlos algo usable para el día a día.