DestacadoChanel Haute Couture Primavera-Verano 2021.

Chanel Haute Couture Primavera-Verano 2021.

“Sabía que no podíamos organizar un gran espectáculo, que tendríamos que inventar algo más, así que se me ocurrió la idea de un pequeño cortejo que bajaría las escaleras del Grand Palais y pasaría por debajo de arcos de flores. Como una celebración familiar, una boda… ”dice Virginie Viard marcando el tono de la colección Haute Couture Primavera-Verano 2021.

 “Me encantan las grandes reuniones familiares, cuando todas las generaciones se unen. Es tan cálido. Hay este espíritu en CHANEL hoy. Porque CHANEL también es como una familia”. Un espíritu que se celebrará más que nunca con la reapertura, al mismo tiempo, de los Salones de Alta Costura en 31 rue Cambon, redecorados por Jacques Grange e inspirados en el encanto muy femenino de los salones originales imaginados por Gabrielle Chanel, con sus Biombos Coromandel y mesas de “gavillas de trigo” de Goossens. Al pie de la mítica escalera envuelta en espejos, “quería juntar a las modelos para fotos familiares, como las que se ven en los álbumes de fotos”, continúa Virginie Viard.

La novia podría haber salido de una foto de la década de 1920, con su velo, su vestido largo de crepé de satín crudo con cola, bordado por Lesage con mariposas de strass y perlas, además de cuello de pajarita y puños de camisa. El fotógrafo, cineasta y diseñador gráfico holandés Anton Corbijn fotografió la colección en los Salones de Alta Costura al estilo de los retratos familiares y también dirigió la película de la muestra en el Grand Palais. Y como no hay fiesta sin música, el hombre que ha diseñado tantas portadas de discos, también grabó los teasers en los talleres de CHANEL Haute Couture con imágenes al estilo de los carteles de bandas. Sus imágenes que representan el monograma y la camelia de CHANEL también aparecen en la invitación.

 Esta idea de baile, de libertad y de veladas veraniegas se materializa en las enaguas en movimiento, en las hileras de crepé georgette con volantes sobre un vestido rosa pálido, acompañado de un bolero enteramente de volantes, y zapatos Mary-Jane bicolor con doble correa al estilo de los zapatos que usan los bailarines de tango, o botines con tacones de cuña decorados con una fina rejilla dorada en forma de edredón. Falda larga desmontable en encaje de margaritas blancas, que libera las piernas, se lleva abierta sobre un vestido del mismo encaje con capa integrada. Los Maisons d’art, socios de la Casa CHANEL, participaron en los treinta y dos looks de la colección. El Atelier Montex realizó el macramé bordado de un vestido largo en tul gris perla mientras delicadas plumas de la Casa Lemarié embellecen los volantes de organza de un vestidito en tweed negro. El movimiento se ilustra igualmente a través de los trajes pantalón cuya chaqueta está inspirada en los chalecos masculinos.

#CHANELHauteCouture
#TheCollectiveCL

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Scroll up Drag View
Suscríbete a nuestro newsletter.

Disfruta y enterate de todas nuestras novedades, semana a semana.