SIMÓN PAIS 

“Hay mucha teatralidad y arte en lo que proyecto”.

 

SIMÓN PAIS

"Hay mucha teatralidad y arte en lo que proyecto".

 

El destacado fotógrafo chileno vuelve a sorprender, ahora con sus procesos y creaciones personales.
En un 2020 convulsionado donde prácticamente todas las esferas de la vida se han visto afectadas de una u otra manera, el fotógrafo chileno Simón Pais Thomas tomó la decisión de radicarse temporalmente en el sur de Chile junto a su familia. Desde la zona de lagos y volcanes donde la belleza natural abunda, conversó con L’Officiel Argentina sobre cómo, a los 19 años, logró convertirse en autor de casi todas las portadas de la época, y reflexiona sobre los altos y bajos que lo consagraron como el enfant terrible de la fotografía chilena de moda.

El destacado fotógrafo chileno vuelve a sorprender, ahora con sus procesos y creaciones personales.


En un 2020 convulsionado donde prácticamente todas las esferas de la vida se han visto afectadas de una u otra manera, el fotógrafo chileno Simón Pais Thomas tomó la decisión de radicarse temporalmente en el sur de Chile junto a su familia. Desde la zona de lagos y volcanes donde la belleza natural abunda, conversó con L’Officiel Argentina sobre cómo, a los 19 años, logró convertirse en autor de casi todas las portadas de la época, y reflexiona sobre los altos y bajos que lo consagraron como el enfant terrible de la fotografía chilena de moda.

SPT-5460


Eres autodidacta y fuiste protagonista de la revolución digital que vivió el mercado fotográfico a comienzos de los 2000, ¿influyó eso en tu propuesta?

Aunque no haya sido un propósito consciente, el ímpetu de hacer las cosas distintas alejado de las escuelas, las doctrinas y simplemente el hecho de hacerlo a mi manera marcó una diferencia en el cómo hacer fotos, intervenir e integrar la tecnología de esos días.

 

¿Cómo seguirías definiendo tu sello?

Me gusta pensar que tengo un estilo bastante amplio, aunque siempre se puede más. Prefiero no encasillarme en palabras puntuales, pero puedo reconocer que hay mucha teatralidad y arte en lo que proyecto, una belleza sin tiempo.

 

¿Qué te motivaba antes y qué es lo que te motiva ahora?

Al comienzo era dar a conocer mi trabajo, autorretratos y las ideas de un soñador. Ahora mi percepción del éxito ha cambiado. Me motivan otras cosas, he cultivado amor y paciencia a la dedicación. Nada me inspira más que hacer lo que siento, compartir en imágenes y ojalá hacer feliz a quien las aprecie.

 

¿Qué rescatas de los años en que viviste en México?

Me entregaron mucha naturalidad para desenvolverme en esos escenarios que hoy se sienten un poco más monótonos, sobre todo en estas latitudes. Hoy me interesa abarcar otra vereda profesional que además incluya procesos y creaciones personales. Me encanta el factor sorpresa.

 

¿Cómo te relacionas con el lujo?

Para mi es la máxima expresión de calidad y creación. Una ilusión que busca ser deseada y exclusiva para pocas personas. Mi relación con lo lujoso es por la belleza que algo contenga. Vengo de una familia de joyeros, y desde ahí heredé el ser detallista, minucioso y cultivar la noción del lujo como un arte.

 

¿Sientes que se puede seguir innovando en fotografía?

¡Claro que sí! Siempre hay espacio para refrescar un recurso. Lo importante es ir incorporando conceptos y tecnologías nuevas que separen la estructura lineal y producir un quiebre en lo esperado. Para el relanzamiento del Pasha de Cartier quise interpretar ‘El Tiempo’ como la línea intangible que separa el presente del pasado y el futuro, despersonalizando la figura humana como la esencia que habita en este espacio-tiempo.

 

¿Cómo percibes la interacción actual de las redes sociales con la fotografía de moda?

Lo lindo es que las nuevas tecnologías dan espacio y lugar a muchos fotógrafos que quizás no comparten la visión local, que buscan ser representados por otros medios y que –a través de ellas– pueden completar la fantasía de ser publicados y reconocidos.

 

¿Cuáles son tus próximos desafíos profesionales?

Aun espero vivir de mi trabajo en Europa, Asia, Norte América; quiero hablar dos idiomas más y seguir haciendo de todo, moda, arte, retratos, derivar mi trabajo en pintura, dibujos, exhibir en galerías, colaborar con artistas, intervenir la ciudad... ¡hay tanto



Eres autodidacta y fuiste protagonista de la revolución digital que vivió el mercado fotográfico a comienzos de los 2000, ¿influyó eso en tu propuesta?

Aunque no haya sido un propósito consciente, el ímpetu de hacer las cosas distintas alejado de las escuelas, las doctrinas y simplemente el hecho de hacerlo a mi manera marcó una diferencia en el cómo hacer fotos, intervenir e integrar la tecnología de esos días.

 

¿Cómo seguirías definiendo tu sello?

Me gusta pensar que tengo un estilo bastante amplio, aunque siempre se puede más. Prefiero no encasillarme en palabras puntuales, pero puedo reconocer que hay mucha teatralidad y arte en lo que proyecto, una belleza sin tiempo.

 

¿Qué te motivaba antes y qué es lo que te motiva ahora?

Al comienzo era dar a conocer mi trabajo, autorretratos y las ideas de un soñador. Ahora mi percepción del éxito ha cambiado. Me motivan otras cosas, he cultivado amor y paciencia a la dedicación. Nada me inspira más que hacer lo que siento, compartir en imágenes y ojalá hacer feliz a quien las aprecie.

 

¿Qué rescatas de los años en que viviste en México?

Me entregaron mucha naturalidad para desenvolverme en esos escenarios que hoy se sienten un poco más monótonos, sobre todo en estas latitudes. Hoy me interesa abarcar otra vereda profesional que además incluya procesos y creaciones personales. Me encanta el factor sorpresa.

 

¿Cómo te relacionas con el lujo?

Para mi es la máxima expresión de calidad y creación. Una ilusión que busca ser deseada y exclusiva para pocas personas. Mi relación con lo lujoso es por la belleza que algo contenga. Vengo de una familia de joyeros, y desde ahí heredé el ser detallista, minucioso y cultivar la noción del lujo como un arte.

 

¿Sientes que se puede seguir innovando en fotografía?

¡Claro que sí! Siempre hay espacio para refrescar un recurso. Lo importante es ir incorporando conceptos y tecnologías nuevas que separen la estructura lineal y producir un quiebre en lo esperado. Para el relanzamiento del Pasha de Cartier quise interpretar ‘El Tiempo’ como la línea intangible que separa el presente del pasado y el futuro, despersonalizando la figura humana como la esencia que habita en este espacio-tiempo.

 

¿Cómo percibes la interacción actual de las redes sociales con la fotografía de moda?

Lo lindo es que las nuevas tecnologías dan espacio y lugar a muchos fotógrafos que quizás no comparten la visión local, que buscan ser representados por otros medios y que –a través de ellas– pueden completar la fantasía de ser publicados y reconocidos.

 

¿Cuáles son tus próximos desafíos profesionales?

Aun espero vivir de mi trabajo en Europa, Asia, Norte América; quiero hablar dos idiomas más y seguir haciendo de todo, moda, arte, retratos, derivar mi trabajo en pintura, dibujos, exhibir en galerías, colaborar con artistas, intervenir la ciudad... ¡hay tanto por hacer!.



SPT-1465
SPT-1554
SPT-1761
SPT-1899
SPT-1705.jpg
SPT-1446
SPT-1677
SPT-1649.jpg

 

Time Bend, el último trabajo de Simón desarrollado en conjunto a The-Collective. Una interpretación del tiempo para el lanzamiento del nuevo Pasha de Cartier. 

Foto: Simón País 

Art & Styling: Andrés Fernández 

Producción Ejecutiva: The-Collective 

Modelo: Dante Ruiz

Agradecimientos: Cartier

 

Time Bend, el último trabajo de Simón desarrollado en conjunto a The-Collective. Una interpretación del tiempo para el lanzamiento del nuevo Pasha de Cartier. 

Foto: Simón País 

Art & Styling: Andrés Fernández 

Producción Ejecutiva: The-Collective 

Modelo: Dante Ruiz

Agradecimientos: Cartier

.

Por: Valentina Espinoza
#TheCollectiveCL


A

1_
Icon__Mesa de trabajo 1 copia 2
Icon__Mesa de trabajo 1
Icon__Mesa de trabajo 1 copia
aa_Mesa de trabajo 1 copia

© 2020,  THE COLLECTIVE - SANTIAGO DE CHILE | WEB  POR @AMIGOMARCELO

© 2019,  THE COLLECTIVE - SANTIAGO DE CHILE | WEB  POR @AMIGOMARCELO